La herencia india del Grupo Memphis

Hablar de diseño y arquitectura de los 80 es hablar del Grupo Memphis, conjunto de creativos liderado por Ettore Sottsass y militado por figuras como Matteo Thun, Natalie du Pasquier o Javier Mariscal. El movimiento, (activo desde 1981 hasta 1987) se basó en la práctica de un espíritu rebelde y “bauhausiano” mediante la producción de objetos, muebles… fabricados con materiales poco convencionales que destacaban por sus líneas abruptas y por el uso de juegos cromáticos estridentes, totalmente al margen de los cánones dictados por la estética minimal del momento. Muebles y objetos (dis)funcionales con influencias pop y art decó dieron forma a sus representaciones más reconocibles, toda una vuelta de tuerca a un diseño industrial europeo que ya llevaba demasiado tiempo aletargado.

Hoy en día, el “estilo Memphis” vive una especie de resurgir con la vuelta del terrazo, sus significativos prints y sus geometrías elementales. Una respuesta a la fiebre nórdica que hace que la filosofía maximalista promulgada por Sottsass y su talentosa troupe esté más en boga que nunca. Memphis es diseño poliédrico, es vanguardia y es Italia. Pero, antes que todo esto, también es India.

Tiruvannamalai, localidad de 140.000 habitantes situada en el estado de Tamil Nadu, cuenta con particularidades como el templo Annamalaiyar (referencia de peregrinación) y, además, un misterioso tesoro que permanece intacto a pesar del tiempo: su sorprendente arquitectura. En la década de los 40, por motivos que se desconocen (no se sabe quién estuvo detrás de esta idea, ni cómo surgió), cada familia que contó con la posibilidad de construirse una casa lo hizo siguiendo un diseño propio y afín a una línea común de colores vibrantes y fachadas asimétricas. Un estilo muy peculiar que llena de vida las calles del pueblo y que apenas guarda nada que ver con la tradición estética del país.

Estos originales edificios recuerdan poderosamente a las producciones del grupo Memphis. Pero, ¿sería posible trazar una influencia directa en la obra de Sottsass? Al parecer, durante la década de los 60, el diseñador y arquitecto italiano realizó varios viajes de inspiración a la India, experiencia que lo condujo directamente a conocer estas viviendas.

***Fotos de Vincent Leroux.

El primer número de la revista Terrazzo, publicado en 1988, recogía sus declaraciones: «A veces podemos experimentar esta extraña determinación sin lógica cuando diseñamos y construimos una casa». El artículo iría acompañado de algunas fotografías tomadas por él mismo en 1977 de las coloristas viviendas de Tiruvannamalai.

La lámpara Thaiti, la butaca Westside o la estantería Carlton quizás no habrían existido de no ser por estos imponentes edificios. ¿O sí? ¡Juzgad vosotros mismos!

Deja un comentario