BORJA PRIETO // #favouritethings

Borja Prieto es un ejemplo de hiperactividad bien canalizada. Aunque él crea que algunas de las historias en las que se embarca por placer son suicidas, hay gente al otro lado que disfruta (y mucho) de las cosas que hace, ya sea un blog, un sello discográfico, un libro, un canal de Youtube o un radioshow disparatado. Desde hace años, su apasionada y desprejuiciada mente multicéfala es una fuente de hallazgos de los que ya es imposible escapar. Borja te atrapa con su diógenes y su enciclopedia incorporada de datos sin fin.

«No sólo somos padres» (Plan B / Penguin Random House) es su último proyecto, escrito en colaboración con su pareja y madre de sus hijos, Natalia Flores, con quien comparte además un canal de Youtube: Los Prieto Flores. El libro, cuya primera edición fue lanzada el pasado mes de Mayo, se presenta como un antimanual para ser padres sin perder la cabeza porque «tener niños es algo natural y no un máster en gilipollez humana».

Sin más dilación, aquí va el resumen de Borja Prieto de todo lo que más le mueve ahora y siempre.

1. Las reediciones.

Uno de mis vicios más acentuados son los vinilos. Sigo comprándolos. Si, soy de esos pringados que aunque esté rendido a la tecnología sigo comprando plásticos que ocupan mucho espacio, demasiado. Mis hijos no me entienden, no pueden comprender como me puedo gastar el dinero en algo que está en internet, razón no les falta.

Últimamente compro muchas reediciones, amo a toda esa gente que gasta sus ahorros y esfuerzos de investigación en rescatar joyas ocultas del pasado que pasaron por debajo del radar de los medios y que han sobrevivido gracias a internet convirtiéndose en obras de culto pese a haber tenido tiradas cortas o en formatos como el cassette.

Admiro sobremanera a sellos como Dark Entries, Minimal Wave, Light in the Attic, Munster, Analogue, Medical… que editan compulsivamente discos petados de inserts, fotos, flyers e información de las joyas que osan rescatar. Muero de emoción cuando estos vinilos vienen con libretos extensos y entro en éxtasis cuando una joya de esas que cuestan cientos de euros en Discogs se pone a mi alcance en una nueva reedición. Es un hecho, la arqueología ajena disquera me vuelve loco.

Algunas reediciones que os recomiendo:

SOLID SPACE – “Space Museum”

El santo grial del experimentailismo sintetizado que salió en cassette y se convirtió en un disco de culto. Fue mal reeditado 3 veces hasta que el año pasado se masterizaron las cintas originales. Una obra maestra.

SCENES DE LA BOHEME

Minimal Wave rescata este single del que se editaron caseramente 150 copias en los 80. Es incomprensible como un single así nunca fuera un éxito.

THE SHAGGS – “Philosophy of the world”

Un padre que se empeñó en grabar un LP a sus hijas que no sabían ni cantar ni tocar. La obra cumbre del pop destartalado. Uno de los discos favoritos de Kurt Cobain y Frank Zappa.

PAU RIBA – “Dioptria”

De pequeño vivía en Barcelona y en mi casa había discos de Sisa y Pau Riba. No escuché Dioptría hasta este año con la reedición de Munster. Es el primer disco de Pau Riba y es una delicia. Hipismo reivindicativo, una obra maestra.

LOS INICIADOS – “La marca de Anubis”

Recientemente se han reeditado los dos discos de Iniciados, el proyecto “raro” y minimal de los Aviador Dro. Otro disco reivindicadísimo mundialmente, una de las joyas del pop extremo hispano.

2. Recolectar Barts y Masters del Universo.

Mi suegra dice que no he tenido infancia y por eso sigo comprando juguetes pero no es verdad. Mi locura crónica por comprar juguetes viene de lejos, concretamente de mi madre. En su casa actual, que parece un bazar tiene una habitación petada de juguetes donde te puedes encontrar desde Pee Wee Herman, Peggy de los Muppets o Archie hasta la mascota de los juegos Olímpicos de Los Ángeles del 84. También tiene un cuadro de Lando Garissian de El Imperio Contraataca. Está fatal.

Colecciono juguetes de siempre pero últimamente mi enfermedad se ha agudizado, creo que tiene que ver con la edad, cuanto más viejo más chocho. La realidad es que disfruto y me excito comprando juguetes, indagando en eBay o Wallapop y completando colecciones o buscando clásicos imposibles. Hay muchos locos como yo, no estoy solo. Mi colección es un poco ecléctica, no colecciono nada pero colecciono todo. Mis obsesiones de ahora son mutaciones de Bart Simpson, especialmente los Barts mal hechos y con deformidades y figuras cerradas españolas de los Masters del Universo. 

En Septiembre vamos a lanzar una compañía de juguetes bootleg, se llama Prieto Toys, es un proyecto de los tres hermanos Prieto y vamos a fabricar juguetes falsos, ya tenemos los prototipos y va a ser la bomba. Hasta ahí puedo leer.

¡La colección de juguetes que Borja muestra en su Instagram merece una cuenta temática YA!

3. Buscar mierdas.

Hay quehaceres que me hacen entrar en éxtasis, uno de ellos es buscar tesoros en mercadillos y tiendas tróspidas. Me encanta perderme en locales y mercados donde la gente vende sus cosas en sábanas en el suelo. Creo que me produce cierta excitación la posibilidad de sorpresa. Me calmo un montón y me puedo tirar horas rebuscando juguetes, discos o chuminadas para la casa. Siempre que visito una ciudad o pueblo lo primero que pregunto es si hay mercadillos. Igual tiene que ver con mi principio de diógenes pero no me importa, hay vicios peores.

4. Los rumores.

Me gusta el fútbol, concretamente el Real Madrid y sobre todo el lado amarillista del asunto. Todos los veranos me engancho a la rumorología de fichajes, traspasos, chivatazos… mi enganche es tipo yonqui de heroína. Soy adicto a cuentas de supuestos topos de la dirección del Real Madrid donde anticipan fichajes, callan bocas y sacan los colores a la prensa escrita. Todos los días consulto sus nuevos tweets. Este año pese a la desastrosa campaña he disfrutado de lo lindo y este verano de conflictos me apetece todo. ¿Quién ficharán? ¿Quién echarán? ¿llegará Mbappé? Debo reconocer que en verano compro casi todos los días el As o el Marca.


5. Embrace your idols.

Mira, yo también estoy un poco enganchado a Instagram pero tengo una razón de peso. Soy muy mitómano, tengo un montón de heroínas y de héroes y para mi es una fantasía poder disfrutar de sus cuentas de Instagram y sus stories. Colarse en las casas de gente como Mark Ryden, Marion Peck, Tony Hawk, Steve Caballero, Alex Gross, David Stern, Cardi B, las Kardashian o Pee Wee Herman para mi es un éxtasis incomparable. Ningún programa de televisión ni reality que se precie se puede comparar al escaparate que me ofrece Instagram. Es una televisión costumbrista a la carta de alto nivel, nunca nuestros héroes y heroínas estuvieron tan cerca.

Cuarto de baño de Mark Ryden y Marion Peck

Más sobre el loco mundo de Borja Prieto en Está Pasando (una agencia creativa donde trabaja un curioso anti-grupo de personas); su programa de Radio Primavera Sound, Está Pasando Radioshow (con Pepo Márquez, Cristina Plaza e invitados varios); su sello discográfico Club Social (donde, con Natalia Flores, ha editado maravillas de gente como EUV o Milagros) y en Discos Girados, una imprescindibilérrima sección musical dentro del canal de Los Prieto Flores.

RRSS de Borja Prieto

https://www.instagram.com/borjaprieto

https://www.instagram.com/borjaprietocollection

https://www.twitter.com/pepitoprieto

RRSS de Natalia Flores

https://www.instagram.com/natconflores

https://www.twitter.com/natconflores

RRSS de Los Prieto Flores

https://www.youtube.com/prietoflores

https://www.instagram.com/losprietoflores

https://www.twitter.com/losprietoflores

Deja un comentario